Volcanes Activos Ecuador

Prólogo

Cual volcán se considera activo? Y porque? Cuales son las definiciones, los estatutos o las características para declarar un volcán todavía activo, dormido o ya extinto? Este es un planteamiento, más que una pregunta científica, un cuestionamiento, más que una discusión entre investigadores.  Al observar un volcán activo se han evidenciado dos tendencias principales. Unos dicen que si el volcán ha tenido en los últimos 10,000 años actividad, se consideraría activo, y los otros se basan simplemente cuando ven que el volcán aún tiene cualquier tipo de actividad, sea sísmica, fumarólica o de inflación (a veces hasta de deflación) entonces se consideraría activo, independientemente del tiempo pasado desde su última fase eruptiva.

En el Ecuador tenemos mas que 250 volcanes continentales y casi 3000 volcanes en las islas Galápagos desde nuestro mas reciente inventario. La mayoría de los volcanes en las islas de Galápagos ni siquiera tienen un nombre, muchos de ellos ni son conocidos por los turistas, y, lamentablemente tampoco por la mayoría de los guías naturalistas. En el Ecuador no hay colina o valle que no tenga un nombre, pero no todas las colinas o valles están reconocidas como topes, partes o bases de volcanes. Esto es el resultado de poco o ningún interés de inventar  geológicamente el país en los detalles que merece para poder presentar al público científico y común en forma igual que volcanes tenemos en el país y cuales de los mismos se consideran activos. Con este conocimiento podríamos no solo clasificar los volcanes sino también su alcance con su variación y complejidad de amenazas.

Sin volcanes no habría vida en la Tierra. La tierra cercana a ellos es muy fértil, así como la pureza del agua y la abundancia de vegetales y frutas y hasta con la presencia de metales económicamente atractivos.

Pero con la presencia de estos, a veces también se complica la vida. El pueblo que vive en los flancos de un volcán activo, como en el Tungurahua, o al pie de un volcán activo como el Pichincha y hasta encima de volcanes activos, como la gente en el Pululahua y Chalupas, tienen algún día que entender que viven en una zona de latente peligro. Un pueblo educado ya no puede ignorar el alcance potencial de amenazas volcánicas para vivir en paz y armonía con la naturaleza y con el conocimiento del tercer milenio.

Las explosiones volcánicas son una expresión natural de las  más impresionantes que existen en el planeta. Una persona que vive en Ecuador o simplemente pasa de visita y no ha estado en un sitio cercano (pero seguro) y a visto con sus propios ojos una explosión volcánica o la lava que fluye, siguiendo la gravedad, prácticamente no conoce uno de los más extraordinarios espectáculos que puede ofrecer nuestro país. Los majestuosos volcanes desde los mas temidos, como el Cotopaxi, de los mas recurrentes, como el Sangay hasta los mas apocalípticos, como el Chalupas, todos ellos cuentan historias propias y todos influenciarán en forma positiva o negativa en el país en un futuro con su vida volcánica activa.

Theofilos Toulkeridis
Febrero 2013

Presentación: 7 de febrero 2013 en IGM

Disponible

22 de febrero 2013

Librimundi, ESPE, Mr. Books

Grupo de Investigación en Geodinámica Interna y Externa ¨GEO1¨ – Research Group of Internal and External Geodynamics ¨GEO1¨